Jesús – El Dios Hijo

Imagen Jesús Dios Hijo

EDITORIAL

 

Dando continuidad a la Trilogía Divina, vamos a profundizar un poco más ahora en la persona del Dios Hijo, Jesucristo, el Redentor de la humanidad. Así como fue con la persona del Espíritu de Dios, constataremos el origen del Primogénito en la Palabra. Jesús es la palabra más discutida, estudiada, investigada, negada y adorada de la Humanidad. Hay quienes no Lo aceptan por pensar ser Jesús una creación humana para fines opresores, psicológica y religiosamente; otros no Lo ven como Hijo de Dios Padre, niegan evidencias bíblicas por no aceptar a un Dios viviendo y sufriendo entre hombres; y otros que se refieren a Jesús como un hombre dotado de poderes dados por Dios para realizar proezas en la tierra, pero totalmente destituido de divinidad.

Muchos pueden no percibir o incluso no aceptar, pero la Biblia indica en todo su discurso al Salvador del que deliberadamente se alejó de Dios Creador, se reporta la Biblia a Aquel que es el único camino para volver a Dios. Por eso la importancia de conocer por la revelación del Espíritu Santo, que se hace en la Palabra, toda la trayectoria de Jesucristo, estudiaremos sobre el Dios encarnado, concepción que aleja el pensamiento de muchos incrédulos en relación a ese misterio, pero un asunto relevante para nosotros, pues retrata cómo el Señor, hecho carne, asumiendo esa postura, nos demuestra humildad por “igualarse” en humanidad con el ser humano, sintiendo sus dolores y angustias; alegrías y tristezas. Veremos aún el misterio del despojo de su divinidad sin amoldarse a los males de este mundo. Su vida en la tierra fue de gran bendición a todos nosotros, todavía para Él, de gran aflicción, pues sabía de su muerte anunciada. Aun así perseveró hasta el final, pues sabía también de Su triunfo junto al Padre.

En fin, nos queda el descanso en el Señor, esperar por su regreso y tener la certeza de que Él siempre ha actuado en nuestras vidas. Su obra continúa fortaleciéndonos cada día en que confiamos a Él nuestras vidas. Sabemos, por la Palabra de Dios, donde se encuentra el Señor Jesús, y que Él ha intercedido por nosotros por Su Espíritu. Aunque muchos discuten sobre la procedencia de Cristo Jesús, sobre su existencia y sus habilidades y dones, nosotros, los que creemos, sabemos de la vuelta del Rey y por Él esperamos, sin embargo mientras esperamos, debemos profundizar más y más en la Sabiduría de Dios para que podamos cada día relucir la luz de Cristo Jesús, oír la voz del Espíritu Santo que en nosotros habita para conocer cada vez más a Dios Padre a través de Jesús, ¡el Dios Hijo!

 

 

Pr. Jarbas João da Silva

1 – La preexistencia de Jesús

2 – La encarnación de Jesús

3 – Jesús, el Dios humano

4- Jesús, El hombre divino

5 – La vida de Jesús en la tierra

6 – Kenosis – El despojo de sí mismo del Dios Hijo

7- La impecabilidad de Jesucristo

8 – La muerte de Jesús

9 – El Cristo resucitado

10 – La ascensión de Jesús

11 – Jesús actúa hoy

Share
 

0 Comentarios

Usted puede ser el primero en dejar un comentario..

Deja tu comentario