El Sermón del Monte es considerado el mejor discurso de todos los tiempos. Es probablemente la parte más conocida de la enseñanza de Jesús, aunque pocas personas lo entiendan y aún menos lo obedezcan. No existe un solo párrafo del Sermón del Monte en el cual no se hace un contraste entre las normas cristianas y las no cristianas.

El carácter de los discípulos de Cristo debe ser completamente distinto de aquel que el mundo admira. Deben brillar como luces en las tinieblas predominantes. Su justicia debe exceder la de los escribas y fariseos, tanto en conducta ética como en devoción religiosa, en tanto que su amor debía ser mayor y su ambición más noble que la de los paganos.

Nuestra oración es que usted, querido estudiante de la Palabra de Dios, también sienta las mismas emociones de los primeros oyentes, y sea desafiado por el mayor sermón jamás predicado en todos los tiempos.

Pr. Jonas Sommer y equipo

LECCIONES BÍBLICAS 1º TRIMESTRE – 2015El sermón del monte

Editorial

Introducción

01. ¿Cómo ser feliz?

02. El valor del testimonio cristiano

03. El relacionamiento con el prójimo

04. ¿Es posible amar el inimigo?

05. Ayudando a los necesitados

06. Oración y ayuno: las armas del cristiano

07. Cómo lidiar con las riquezas

08. El problema de la ansiedad

09. ¡No juzguéis!

10. ¡Pida, busque, llame!

11. El camino para el cielo

12. El árbol y sus frutos

13. Edificando sobre la roca

Share
 

3 Comments

  1. Kathleen dice:

    Me parece interesante que Jesús se sentó. En el momento de enseñar a sus dicípulos y a los que se habían congregado con ellos en el monte, él no se paró frente a ellos como un profesor autoritario, sino que se sentó para conversar con ellos.

    Muchos presentan las Bienaventuranzas como si fueran los mandamientos del Nuevo Testamento. Sin embargo, un estudio más cuidadoso revelaría que Jesús estaba elogiando a sus oyentes. En toda esa muchedumbre habían algunos que eran pobres o mansos, puros de corazón o pacificadores, gente triste o que añoraban la justicia. Y él les decía que podían ser felices porque Dios les premiaría por ello.

    En vez de cargar a la gente con requisitos, Jesús les hizo sentir feliz y les ayudó a sentir los efectos de su Espíritu en sus vidas. ¡Imagínense cuan efectivo sería nuestro testimonio si pusiéramos en práctica los métodos educativos de Jesús!

  2. Kathleen dice:

    ¨¡Cuan maravilloso! Jesús, que es la luz del mundo, nos dice: “Vosotros sois la luz del mundo”. Solamente debemos permitir que su luz, reflejado en nosotros, alumbre la oscuridad a nuestro alrededor. No es que tengamos que salir a buscar la luz o esforzarnos por brillar. “Pues Dios, quien dijo: ‘Que haya luz en la oscuridad’, hizo que esta luz brille en nuestro corazón para que podamos conocer la gloria de Dios que se ve en el rostro de Jesucristo. Ahora tenemos esta luz que brilla en nuestro corazón, pero nosotros mismos somos como frágiles vasijas de barro que contienen este gran tesoro. Esto deja bien claro que nuestro gran poder proviene de Dios, no de nosotros mismos.” Romanos 4:6-7 NTV

    ¿Y cómo podemos menguar esa luz que Dios ha puesto en nosotros? Pues, aborreciendo a nuestro hermano: “El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz.” O evitando alumbrar todo lo escondido: “Asegúrate de que la luz que crees tener no sea en realidad oscuridad. Si estás lleno de luz, sin rincones oscuros, entonces toda tu vida será radiante…”. Lucas 11:35-36.

  3. Muchas gracias por subir estos estudios.

Deja tu comentario